La Imagen Corporativa de una empresa

Volver

Imágen es una palabra con muchos significados y con mucha importancia, pero dada la pluralidad de significados esto puede ocasionar confusiones acerca de cómo se construye y gestiona la imagen de empresa.

Por ello nos parece interesante hablar de la formación de la imagen corporativa ya que  es un proceso generalmente largo y complejo.

Pero primero vamos a diferenciar imagen e identidad corporativa  ya que a veces tendemos a confundir estos dos conceptos. La identidad corporativa es el conjunto de atributos que identifica, define y la  distingue del resto de entes,  en cambio imagen corporativa es la representación mental que tiene un determinado público acerca de la empresa, marca o producto. Por lo tanto, identidad corporativa es el significante, lo que queremos transmitir, e imagen corporativa es el significado, lo que el público percibe.

Una vez aclarados ambos conceptos, vamos a remontarnos a los orígenes de la imagen corporativa.  Según Bartoli (1992:81) “el marketing destacó la necesidad de la comunicación externa para promover la imagen de la empresa en su entorno”.

Diversos autores afirman que el concepto imagen corporativa fue usado por primara vez por el jefe de la consultoría Lippincott & Margulies,  Walter Margulies.  Este concepto se utilizó con el fin de diferenciar el trabajo de su despacho que se basaba en la  creación de programas de diseño para empresas, de lo él consideraba un diseño gráfico más superficial, que realizaban  algunos de sus competidores por aquél momento.

Si algo tenemos que tener claro (sobre todo en el mundo de la publicidad), es que la imagen de las empresas es uno de los factores más importantes,  ya que en función de lo que opinen los públicos acerca de nuestra empresa, marca o producto nuestra imagen podrá ser positiva o negativa.

Por tanto, la imagen de una empresa hay que trabajarla y contar con profesionales que nos ayuden a crear en nuestros públicos una imagen positiva de nuestra empresa.

No podemos olvidar que en la construcción de la imagen corporativa tiene especial importancia los medios de comunicación masivos y las redes sociales, las relaciones interpersonales y la experiencia personal.